Ludi Floreales 2023: "La gracia de Flora", obra breve de teatro de Agler Cauno Photios

 

En un campo estéril y árido, se encontraba Lucio, un joven agricultor de alma virtuosa, quien luchaba incansablemente para que su tierra fuera fértil una vez más. En ese instante, apareció ante él la divinidad de las flores, la hermosa y dulce Flora.

Flora: "Oh Lucio, hijo de la tierra, te saludo. He visto tu noble labor, tu incansable esfuerzo por hacer que la vida brote de la tierra, por hacer florecer el campo. Admiro tu valentía y tu constancia, y por ello he venido a ofrecerte mi ayuda".

Lucio: "Oh divinidad, no merezco tanta gracia. ¿Cómo es que puedo merecer el favor de los dioses?"

Flora: "La gracia de los dioses no se merece, sino que se otorga libremente a aquellos que luchan por el bien. Aquí tienes una semilla, de mi propio jardín celestial, que te permitirá ver el fruto de tus labores. Plántala en tu campo y cuídala con amor, y pronto verás los resultados".

Lucio: "Oh divinidad, me siento honrado con tu gracia. Haré lo que me pides y cuidaré de esta semilla con todo mi corazón".

Con lágrimas en los ojos, tomó la semilla de Flora y la plantó en su campo árido. Sembró y se arrodilló ante la diosa, rogando para que la semilla brotara. Inmediatamente creció con una fuerza impresionante, regalando a su alrededor un paisaje espectacular lleno de flores y vida.

Sorprendido y agradecido, se arrodilló ante Flora, le ofreció una libación de incienso en su honor. Flora sonrió, satisfecha, y desapareció del lugar.

Emocionado, comprendió que la ayuda de los dioses siempre está presente, que la gratitud y el trabajo constante son las mejores formas de honrar a los seres divinos.

Artículo Anterior Artículo Siguiente